Aquí no hay quien viva en Portugal
21.04.20

“Um bocadinho de por favor”: adaptación de series españolas en Portugal

Se habla ahora mucho del bum de las ficciones españolas gracias a plataformas como Netflix, pero lo cierto es que nuestras series viajaron allende las fronteras hace ya bastante tiempo, y tenemos un ejemplo claro a la vuelta de la esquina.

Fotograma de Aqui não há quem viva, la adaptación portuguesa de Aquí no hay quien viva; un ejemplo de adaptación de series españolas en Portugal.
Fotograma de Aqui não há quem viva, la adaptación portuguesa de Aquí no hay quien viva.

Portugal, ese país à beira do mar plantado, lleva muchos años conociendo nuestras historias mediante, primero, el subtitulado y más recientemente, el doblaje, como es el caso de El tiempo entre costuras, que en Portugal se llamó O tempo entre costuras.

No obstante, también tiene cierta tradición en Portugal la adaptación, es decir, las versiones portuguesas de series originariamente españolas.

Pioneras

Una de las primeras series que tuvieron versión en Portugal fue Médico de familia. Sí, la serie de Emilio Aragón que paralizaba España a finales de los 90 contó con 119 episodios que fueron emitidos entre 1995 y 1999. Pues bien, la versión portuguesa se emitió entre 1998 y 2000 y contó con varios actores famosos en Portugal como Fernando Luís como Diogo (el Nacho de Emilio Aragón), Rita Blanco como Teresa (la tía Alicia, interpretada por Lidia Bosch) o Maria João Abreu en el papel de Lucinda (la Juani, encarnada por Luisa Martín). Quedaos con estos dos últimos nombres, que volveremos a hablar de estas actrices.

De este periodo de la década de los 2000 destacamos otras versiones como Ana e os Sete (2003-2005), con Alexandra Lencastre en el papel de Ana Cruz o Querido professor (2000-2001), adaptación de Querido maestro, protagonizada por Ricardo Carriço en el papel de Imanol Arias en la original y que, como curiosidad, es la voz en portugués de Kratos de God of War.

Hasta donde sabemos, Alexandra Lencastre no es también bióloga.

Otro caso más interesante es el de Sete vidas. La mítica serie española que estuvo en emisión durante 15 temporadas entre 1999 y 2006 tuvo una adaptación portuguesa que no llegó a alcanzar el éxito y la fama de la española. Contó apenas con 4 temporadas entre 2006 y 2009. Asimismo, si recordáis un poco de la trama original, David (interpretado por Toni Cantó. Sí, ESE Toni Cantó) cae en coma el día que iba a perder la virginidad, el 23 de febrero de 1981 (una fecha claramente anodina) y despierta 18 años después.

A los portugueses, como no tuvieron una intentona de golpe de Estado en los 80, pues claro, las historias se les quedan más cojas y la serie simplemente cuenta la historia de un chico, Pedro, protagonizado por Jorge Currula, famoso por su interpretación protagonista en El crimen del padre Amaro (Carlos Coelho da Silva, 2005) que se resbala en la bañera (sin una fecha histórica de fondo, lo que le resta empaque) a principios de los 90, que vende menos, y que despierta en el Portugal de 2006 (ya con euros y todo). Además, por si os lo preguntabais, Jorge Currula sigue actuando y no está de diputado en ningún parlamento autonómico en Portugal (sobre todo porque no hay, salvo los de Azores y Madeira, pero este señor no consta que viva allí).

La letra de la cabecera es una clara traducción de la española. Volveremos a ver otras traducciones de este estilo más adelante.

Aqui não há quem viva

Posiblemente estemos hablando de una de las series más famosas de la televisión en España. Aquí no hay quien viva rompió récords de audiencia (y eso que no tenían mucha fe en ella) y contó con 5 temporadas y 90 episodios que se emitieron entre 2003 y 2006. Justamente, ese mismo año salió a la luz la versión portuguesa, que contó con solo 2 temporadas y 52 capítulos que se programaron entre 2006 y 2008.

¿Os suena esa canción, esa cabecera?

La adaptación portuguesa tuvo mucha menos fama que la española, entre otras cuestiones, a mi modo de ver, por esos guiones prácticamente calcados al original. Por poner un ejemplo, el administrador do condomínio (ya pierde con eso de que no sea presidente) se llamaba… Sí, lo habéis adivinado, João Costa, interpretado por Nicolau Breyner, también actor de doblaje (es la voz de Gru), candidato a la alcaldía de Sintra por el partido conservador CDS-PP y participante de la tercera temporada de A tua cara não me é estranha (la versión lusa de Tu cara me suena y una de las peores traducciones de títulos que jamás haya visto el cielo). La serie tuvo su propio hombre que habla muy deprisa, pero en versión portuguesa, é claro.

¿Más curiosidades de esta versión? ¿Os acordáis Maria João Abreu, la Juani portuguesa? Pues ahora interpreta a Dulce (Paloma en español, el papel de Loles León). Asimismo, el papel de Fernando, interpretado en la versión española por Adrià Collado, fue encarnado por Diogo Morgado, que haría posteriormente de Jesucristo en la serie La Biblia de History Channel.

Por otra parte, quizá la mayor adaptación que tuvo la versión portuguesa fueron los nombres. Algunos se mantuvieron igual, como es el caso de Emílio (que sí, también dice um bocadinho de por favor). Otros, sin embargo, como las Supernenas (Marisa, Vicente y Concha) se llamaron en la versión portuguesa Palmira, Conceição y Celeste, respectivamente. El personaje de Mauri se llamó Gustavo, los de Belén y Alicia pasaron a llamarse Luísa y Sofia, y la Pija (betinha en portugués), Lucía, pasó a ser Cristina y su novio, Roberto, Rui. Por cierto, la Yerbas aquí también se llama Isabel, solo que recibe el mote (alcunha) de Tisanas y Nieves, la hermana de Juan, apodada la Chunga, aquí es Lurdes, Generala.

Por lo demás, la serie es un calco de la española. También tienen sus juntas (reuniões de condomínio), ven una telenovela que se llama A despeitada, tienen su sistema de comunicación interna (Rádio Prédio) y, por cierto, ¿adivinas qué frase mítica se adaptó como Essa rapariga anda sempre tão gira?

Conta-me como foi

Un caso claro de que adaptar (y traducir) una serie de televisión va más allá de la mera transposición de palabras lo podemos ver en este ejemplo concreto. Sí, los portugueses tienen su propio Cuéntame… o, mejor dicho, su(s) propio(s) Cuéntame(s).

Cabecera de El Cuéntame. Sí, el artículo se me hace indispensable.

Obviamente, en la versión portuguesa se cuenta la historia de Portugal, no la española, pero sí empieza en 1968, no con la victoria de Eurovisión como es el caso de España (ya que si no la serie tendría que empezar en 2017), sino, y eso sí es un paralelismo con el caso español, la llegada del primer televisor a la casa de los Alc… No, de los Lopes, que es el nombre de esta familia portuguesa, compuesta por António y Margarida, los padres; Hermínia, la abuela; Isabel, la hija mayor; Toni, el mediano y Carlitos, el pequeño y el narrador de la historia (porque hay cosas que nunca cambian).

Como curiosidad, Rita Blanco, de Médico de família, aquí interpreta a la madre, Margarida, y Maria João Abreu, que fue la Juani y Paloma Cuesta, ahora interpretará a Clara, la vecina, que también se llama Clara, mas pronunciado à portuguesa.

Otro punto que merece la pena destacar es que se pierde la intertextualidad entre el título de la serie y la canción de la cabecera, tan famosa y tan de la época, como es «Cuéntame» de Formula V. Aquí se usa una traducción literal y una canción bastante famosa en el Portugal de la época como es «Vinte anos» de José Cid.

Conta-me… termina con la Revolución de los Claveles y la llegada de la democracia en 1974 tras 5 temporadas y 156 episodios en el año 2011, no como la española que va por el año… Mira, cuando sabes que ya has nacido en El Cuéntame te parece deprimente saber por qué año van.

Tras Conta-me… llegó una serie que «continuaba» la historia de otra manera. Nuevos personajes y nuevas tramas, pero sobre todo, una intertextualidad. Esta continuación sui generis se llamó E depois do adeus, que es el título de una famosa canción de los 70 que fue a Eurovisión por Portugal y cuya retrasmisión fue la primera señal para el inicio de la sublevación contra la dictadura portuguesa. Esta serie apenas tuvo una temporada y 26 episodios.

¿En serio os creías que el Cuéntame podía morir? No, señores, la cancelación del Cuéntame será la última señal del apocalipsis tras una pandemia, una erupción gigantesca y la victoria de España en Eurovisión. En 2019, Conta-me como foi volvió a los televisores lusos retomando la historia 10 años más tarde, más concretamente, en la Navidad de 1983. Esa temporada está actualmente en emisión y sus tramas son ya bastante diferentes de las de la versión española.

Ministério do Tempo

Como esta entrada la escribo yo, no puedo dejar de hablar de LA serie con mayúsculas. La ficción española, que estrena pronto su cuarta temporada, ha tenido una adaptación portuguesa, como no podía ser de otra forma.

Así pues, existe una institución secreta que vela por que la historia de Portugal no cambie. Hablamos del Ministério do Tempo, que fue creada por Juan II de Portugal cuando el judío Abrãao Levy le da el Livro das Portas. Al frente de esta institución tenemos a Salvador Martins (António Capelo). Su nueva patrulha estará compuesta por Amélia Carvalho, de Coímbra, (Mariana Monteiro), una de las primeras universitarias de Portugal; Afonso Mendes de Noronha (João Craveiro), un soldado portugués de inicios del siglo XV y Tiago Silva (Sisley Dias), un enfermero marcado por la muerte de su mujer, Mariana. También hay dos funcionarios importantes, Ernesto Ochoa (Luís Vicente), con un pasado desconocido, e Irene Matos Dias, una mujer nacida en 1930 y lesbiana que ocupa el cargo de jefa de logística. También hay una secretaria pintoresca llama Maria dos Prazeres (Carla Andrino) y una mala exagente del Ministério llamada Mafalda Torres (Filomena Cautela).

Las tramas de muchos episodios son paralelas a la española hasta llegar incluso a hablar la entrevista entre Hitler y Salazar, cosa que nunca se produjo y que es causa de una alarma en la variación del tiempo, o el episodio de la gripe española. Otro dato interesante es que aquí Luis de Camões (interpretado por João Vicente) integra a veces la patrulla, haciendo las veces de Spinola, aunque con un toque más a lo Lope de Vega y hay que decir que Amélia es una gran conocedora de su obra. En otros casos, hay un mayor trabajo de adaptación. Así pues, los franceses y la guerra de Independencia del primer capítulo se convierten en los castellanos y la batalla de Aljubarrota de 1385 en el contexto de la guerra civil portuguesa entre 1383 y 1385 o el Cid se convierte en Alfonso Enríquez, el héroe de la independencia de Portugal. También cabe destacar que Pacino (Ângelo Rodrigues) solo aparece en 6 episodios.

Que tipo de portugueses seriamos nós se não fossemos capazes de resolver as coisas em cima do tempo? ¿Nos suena de algo esta frase?

Un par de cosas más y ya termino, lo prometo. Quizá una de las escenas más icónicas de la serie española es ese gran momento entre Julián y Lope de Vega. Lope empieza a recitar unos versos del Orlando Furioso de Ludovico Ariosto («¿Por qué, pérfido, con placer tan caro…?») y Julián le contesta con unos versos de «Maneras de vivir». Ante esto, Lope queda desconcertado y solo acierta a preguntar: «¿Góngora?». Pues bien, esta escena tiene una adaptación portuguesa, solo que con el poema «Amor é um fogo que arde sem se ver» del propio Camões y la canción del famoso grupo ochetero portugués Xutos e Pontapés, «Circo de feras». Ante esto, Camões responde: «Dante Alighieri».

Aquí el luso momento.
Aquí la canción.

Infelizmente, la serie portuguesa solo contó con una única temporada de 21 capítulos —que corresponderían a la primera y segunda temporada española junta— y, a pesar de que se encargaron 13 más para una segunda temporada, esta no llegó a hacerse. Todos los capítulos fueron emitidos entre enero y mayo de 2017.

Para acabar, esta vez de verdad, supongo que recordaréis el episodio que cierra la segunda temporada de El Ministerio del Tiempo y que es uno de mis favoritos. En «Cambio de tiempo», Felipe II consigue hacerse un rey que está por encima del mismo tiempo. Así pues, el Imperio español continúa vigente y, claro, eso incluye Portugal, pues Felipe II era rey de Portugal también. ¿Cómo se trata esto desde la perspectiva portuguesa? Somos todos espanhóis!?

Tantos los episodios de Conta-me como foi como de O Ministério do Tempo están íntegramente disponibles en la web de la RTP, la RTVE portuguesa.

Espero que os haya gustado este recorrido por la ficción portuguesa de origen en español.

Ai! Estes leitores andam sempre tão giros!

Sigue a Ale L. Lapeña, autor de esta entrada, en Twitter.

© 2020 AMPERSOUND Política de Cookies Política de Privacidad Aviso Legal Diseño Web: La Sastrería