El actor ugandés Bruce U
12.08.19

Wakaliwood: el cine de Uganda que emocionó a Spielberg

En el pequeño barrio de Wakaliga (Uganda) se ha gestado una microindustria de cine, Wakaliwood, que destaca por sus comedias de acción con altas dosis de Kung Fu ugandés

Cine. África subsahariana. ¿Habéis visto alguna producción de esa parte del mundo? Quitando Sudáfrica, que es hacer trampa. Puede que Carlos Boyero sí, pero probablemente no le gustó. A priori, podría parecer que no, pero la industria cinematográfica africana crece a pasos agigantados, gracias en parte a Nollywood, el Hollywood nigeriano. ¿No os suena? Pues es la segunda mayor industria cinematográfica del mundo en cuanto a volumen de películas producidas, justo por detrás del colorido Bollywood y por delante del todopoderoso Hollywood. Sin embargo, es normal que no hayáis visto ninguna producción nigeriana ya que no suelen exportar sus filmes y casi todo va destinado al consumo propio. Aun así, a poco que seáis activos en redes sociales, seguros que habéis visto unos GIF de “niños” nigerianos (en realidad son actores de unos 40 años) que son carne de meme.

Un niño nigeriano de cuarenta años se echa las manos a la cabeza.
Que, sí, de verdad, tiene 40 años

Pues bien, a la sombra de Nollywood, hay otra industria cinematográfica africana que intenta asentarse, en este caso, en Uganda, Ugawood. Dentro de esta, sin embargo, ha surgido otra más pequeña pero enormemente curiosa y que es sobre la que tratará el artículo. En Kampala, la capital de Uganda:

Al oeste en uno de los barrios más pobres de la ciudad, Wakaliga,
Crecía y vivía
Sin hacer mucho caso a la policía
Un director de cine que no se preocupaba demasiado
Por que por sus películas fuera galardonado.

Hablamos (y tarareamos mentalmente, que sé que lo habéis hecho) de Nabwana IGG. Un director de cine que hace unos años decidió fundar su propia y modestísima (cutre, vaya) productora, Ramon Film Productions, dando pie así a toda una microindustria cinematográfica en el mencionado barrio de Wakaliga, Wakaliwood.

El cineasta ugandés de Wakaliwood Nabwana IGG con unos instrumentos musicales muy similares a unas maracas
Nabwana IGG, el director, homenajeando a Antonio Machín

¿Qué podemos encontrar en Wakaliwood? Por lo general su producción se centra en comedias de acción con altas dosis de Kung Fu ugandés (tienen incluso a su propio Bruce Lee, Bruce U), pero en sus películas tiene cabida literalmente cualquier cosa solo que mil veces más cutre de lo que podamos llegar a imaginar. Réplicas de la M60 de Rambo en las que se usan estacas de madera a modo de balas. Decorados interiores hechos literalmente de cartón. Media galería del Adobe After Effects… Conscientes de sus limitaciones, no dejan de reírse de sí mismos en todas las películas, una suerte de Murcia ecuatorial.

Una ametralladora M60 (eme sesenta) que tiene estacas en lugar de balas y un viejo ordenador en condiciones paupérrimas
La M60 con estacas en vez de balas // El ordenador de la productora (es todo 100 % cierto)

Pese a que Nabwana IGG afirma haber realizado más de 40 producciones. Por ahora, son solo dos las que han traspasado las fronteras ugandesas. La primera fue la muy viral Who Killed Captain Alex?, que puede verse de forma gratuita en YouTube. El éxito fue tal que se rodó una secuela, pero esta nunca llegó a ver la luz (o mejor, dicho, vio más luz de la cuenta) porque una subida de tensión fundió el único disco duro que tenían y la copia se perdió para siempre.

Deuvedé dedicado a nuestro socio Juan Yborra con una caratula de Wakaliwood en la que se lee en inglés "Bienvenidos a Uganda" y un fotograma de la película firmado.
Copia dedicada de Who Killed Captain Alex?

Aquí podéis ver la película de forma legal y gratuita:

Recientemente ha lanzado al mercado internacional otra comedia de acción, Bad Black.

La figura del video joker

Deuvedé, carátulas de Wakaliwood con helicópteros y una foto del actor ugandés Bruce U dedicada a nuestro socio Juan Yborra.
Copia dedicada de Bad Black

Si os animáis a echarle un ojo a alguna de sus películas, notaréis que, en todo momento, hay un narrador comentando la película. Se trata ni más ni menos que del propio Nabwana IGG y no, no os habéis equivocado. No habéis seleccionado la versión con los comentarios del director. Resulta que en el cine ugandés existe una figura posiblemente única en el mundo, la del video joker.

En Uganda, tradicionalmente, las salas de cine consistían en habitaciones donde se reunían un grupo de espectadores y donde se proyectaba la película en cuestión en versión original. Como es lógico, los espectadores no dominaban el idioma en el que estaba rodada la película, por lo que, junto a la pantalla, era habitual que hubiera un comentarista que narraba lo que iba pasando en cada escena. Hasta ahí, todo medianamente normal. Lo curioso aquí es que, por lo general, el comentarista tampoco dominaba el idioma, por lo que improvisaba sobre la marcha lo que iba diciendo: se inventaba los diálogos, comentaba lo que veía en pantalla… Vaya, una especie de Mystery Science Theater 3000 ugandés.

Una carpa en Wakaliga con gente sentada en bancadas esperando para ver una película.
Sala de cine en Wakaliga, a la espera de que llegue el video joker

De ahí que durante toda la película tengamos a un divertidísimo Nabwana IGG trepanándonos las meninges mientras hace comentarios al azar: dando gritos cada vez que aparece alguno de los malosos, silbando cuando aparece alguna chica en pantalla o haciendo promoción de sus películas cuando la caótica trama da un respiro.

Se entiende pues que Wakaliwood esté creciendo a buen ritmo. En su página web se pueden comprar copias en DVD de sus películas (Princos con garabatos dibujados por el propio Nabwana IGG, keep it cutre), pósteres firmados o material promocional. El éxito es tal que en el último kickstarter recaudaron más de 13 000 dólares de los 160 que pedían para rodar su próxima película. Además, para poder expandirse y triunfar en el mercado internacional, sus películas están subtituladas a más de 40 idiomas, incluido el klingon (qaStaHvIS uganda chaH maw’). Y, por supuesto, en AMPERSOUND podemos colaborar con mercados emergentes como el ugandés para ayudarlos a entrar en los hogares de cualquier lugar del mundo.

Por lo tanto, creo que después de esto solo nos resta decir:
UGANDA MANDA Y NO TU PANDA.

¿Tú qué opinas, Nabwana IGG?

El cineasta ugandés de Wakaliwood Nabwana IGG como Magüi Balenciaga en Paquita Salas: "Evidentemente".

—BONUS TRACK, HUEVO DE PASCUA O COMO QUERÁIS LLAMARLO—

Entrevista exclusiva a Charles Bukenya, conocido como Bruce U, superestrella de Wakaliwood, el autodenominado Bruce Lee Ugandés

(Traducido del inglés)

AMPERSOUND: Buenas tardes, Bruce. Dinos, ¿qué fue lo que te hizo querer aprender Kung Fu?
BRUCE U: Empecé a aprender Kung Fu junto mi amigo Robert Kizito, después de ver la película de Bruce Lee Operación Dragón. Intentamos aprender a nuestra manera, con mucho esfuerzo y el mayor de los respetos. Luego empezamos a comprar revistas chinas de artes marciales en la tienda del barrio. En ellas te enseñaban, mediante dibujos, los distintos movimientos. Nos costaba mucho entenderlos, pero intentábamos seguir las indicaciones. También veíamos muchas pelis de Kung Fu.

¿Es difícil aprender Kung Fu en Uganda?
Antes era mucho más difícil porque no había maestros de Kung Fu ni lugares donde practicarlo o aprenderlo. El gobierno tampoco ofrece cursos porque ni siquiera sabe lo que es el Kung Fu. Ahora que hemos aprendido algo, nosotros enseñamos a los más jóvenes, pero no tenemos apoyo ni financiación.

Bruce U, el actor ugandés de Wakaliwood, practicando Kung Fu
Bruce U motivadísimo dándolo todo

¿Te ganas la vida como actor o tienes otro trabajo?
Me gustaría ganarme la vida como actor, pero los directores no pagan, lo que es un fastidio, porque soy padre de familia y no tengo trabajo.

 ¿Cuál es tu película de Kung Fu favorita? ¿Y tu peli favorita que no sea de Kung Fu?
Mi peli favorita de Kung Fu es Operación Dragón. Y que no sea de Kung Fu… Hasta el final (Set it Off).

¿Cuál crees que es la técnica de Kung Fu más difícil de dominar?
Pues hay muchas, pero creo que la más difícil es el Tai Chi.

De acuerdo, muchas gracias por tu tiempo, Bruce.
¡De nada! Pero espero una recompensa a cambio. JAJAJAJAJA.

© 2020 AMPERSOUNDPolítica de CookiesPolítica de PrivacidadAviso LegalDiseño Web: La Sastrería